Lexema o raíz, base léxica y morfemas

Definición

El lexema es una unidad lingüística de carácter morfológico que aporta el significado léxico o conceptual, o sea, el significado que aparece en un diccionario. Ejemplos: sol, sill-a, man-o. Se trata, pues, de la parte de la palabra que tiene significado pleno. Obviamente, sill- y man– no aparecen como tales en el diccionario, pues no son palabras. Su significado se encuentra en las palabras simples correspondientes: silla y mano

En la gramática tradicional, los lexemas también han sido llamados morfemas léxicos. Hay que recordar que la morfología es la parte de la gramática que estudia la estructura de las palabras, las clases o categorías de palabras (sustantivo, adjetivo, verbo…) y las clases de morfemas (lexema, afijos, desinencias…)  atendiendo a su constitución interna. Un morfema (llamado también por otros monema) es la unidad mínima más pequeña que tiene significado (sol, sill-, man-, -a, -o). 

Clases de morfemas (o monemas)

En la gramática tradicional

I. Lexemas o morfemas léxicos: tienen significado léxico (los hemos definido en el primer párrafo).

II. Morfemas gramaticales: su significado es gramatical, es decir, relaciona o modifican el significado de otros morfemas, especialmente los léxicos o lexemas. Hay varios tipos:

a) Morfemas gramaticales libres o independientes: son aquellos que constituyen una palabra por sí solos: los determinantes o adjetivos determinativos, los pronombres, las conjunciones y las preposiciones. 

b) Morfemas ligados o dependientes: van unidos obligatoriamente a otros morfemas para formar una palabra. Hay dos tipos:

Análisis morfológico (según Nueva gramática de la RAE)
Haz clic sobre la imagen para agrandar y ver con claridad

 

b.1) Morfemas flexivos o desinencias: se sitúan siempre en la parte final de la palabra e indican género y número en sustantivos, adjetivos o pronombres (lob-o-s, rápid-a-s, est-a) y persona, número, tiempo, modo, aspecto y vocal temática en los verbos (cant-a-ba-mos, solt-a-ría-n).

b.2) Morfemas derivativos o afijos: modifican el significado de los lexemas y permiten el proceso llamado derivación, que consiste en la creación de nuevas palabras a partir de otras: feliz > felicidad > infeliz. Según su posición dentro de la palabra se distiguen entre prefijos (aparecen delante del lexema, como in-feliz) y sufijos (aparecen detrás del lexema (felic-idad). Otra clase de afijos son los interfijos o infijos, que son un tipo especial de unidades sin significado que se colocan entre el lexema y el sufijo  (hum-ar-eda).

El lexema en la Nueva gramática de la lengua española (2019) de la RAE:

Aunque es muy similar, pero se observan algunas diferencias o matizaciones. En dicho libro se define el morfema o segmento morfológico como la unidad mínima aislable en el análisis morfológico. Diferencia también entre morfemas léxicos (los que dotan a la palabra de su significado léxico o pleno) y los afijos (son aquellos que se unen a la raíz par aportan algún tipo de significado), que los divide en derivativos (prefijo, sufijo e interfijo) y flexivos (las desinencias nominales y verbales). 

¿Qué diferencia significativa existe respecto a la gramática tradicional? Prácticamente desaparece el término lexema, que es sustituido por raíz, y aparece lo que llama base léxica, que es la voz o forma de la que se parte en un proceso morfológico. Ejemplos de bases léxicas: sol, pan, mar, luz, pared, café, mano, caja… La raíz y la base léxica coinciden si la base léxica termina en consonante o vocal tónica (sol, mar, luz, luz pared, café); no coinciden si acaban en vocal tónica (man-o, caj-a, aren-a). En estos casos, esa vocal átona restante es llamada marca de la palabra o marca segmental. Además, hay que tener en cuenta los llamados  morfemas discontinuos (son los que se ponen simultáneamente delante y detrás de una base: em-pequeñ-ec-er  y los alomorfos (variantes de un morfema (cruz, cruces).

Por ejemplo, en un proceso morfológico podemos tener las distintas bases léxicas. A veces no coinciden raíz y base léxica (por ejemplo, en playa, la base léxica es playa y la raíz es play-; la vocal última, la –a, sería la marca de palabra o marca segmental); otras veces sí se da esa coincidencia entre la raíz -llamada lexema en la gramática tradicional- y la base léxica:

  • nación > nacional > nacionalismo
  • nación > nacional > internacional > internacionalización

Señalamos ahora los afijos derivativos (todos los marcados son sufijos, excepto inter-, que es prefijo):

nación > nacion-al > nacion-alismo

nación > nacion-al > inter-nacion-al > inter-nacion-al-iz-ación

Unidades morfológicas según NGLE lexema, morfema, afijos
Haz clic para agrandar y ver con claridad

En definitiva, en el siguiente cuadro podemos contemplar las distintas unidades morfológicas según la NGLE, es decir, la Nueva gramática de la lengua española, publicada por la RAE y la ASALE.

Ejemplo de palabras analizadas (según la Nueva gramática de la lengua española de la RAE):

Ejemplos de análisis morfológico siguiendo terminología RAE
Haz clic sobre la imagen para agrandar y ver con claridad

 Próximamente crearemos un artículo con los pasos que debes seguir para hacer un análisis morfológico. 

Te puede interesar: Ejemplos de análisis morfológicos I, II.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.