Tipos de subordinadas en la gramática tradicional

TIPOS DE SUBORDINADAS en la gramática tradicional

Existen varios tipos de subordinadas en la gramática tradicional: sustantivas, adjetivas o relativas y adverbiales.  Pero antes de detenernos en ellas, hemos de aclarar qué se entiende por tal concepto. 

Una oración subordinada o proposición subordinada es aquel segmento oracional que depende de otro, un verbo o un sustantivo normalmente, que está en otra oración o proposición, que se llamaría principal. Es decir, jerárquicamente hay una principal y de ella depende la subordinada, que sería agramatical o carente de significado pleno por sí sola.

Por ejemplo, en «Juan dice que vendrá a las siete», la subordinada es «que vendrá a las siete»; si decimos esta secuencia oracional no tiene pleno sentido, pues para que lo tenga necesita de aquella parte de la oración de la que depende: concretamente, el verbo «dice». Hay que tener en cuenta que la principal es toda la oración y la subordinada forma parte de esa principal. 

Como observamos en los tres cuadros, existen tres tipos de subordinadas: sustantivas (primer ejemplo), relativas o adjetivas (segundo ejemplo), adverbiales (tercer ejemplo).

ATENCIÓN: VER ABAJO DOCE ORACIONES SUBORDINADAS ANALIZADAS SINTÁCTICAMENTE.

1. Subordinadas sustantivas

 Se llaman así porque este tipo de subordinada equivale a un sustantivo, sintagma o grupo nominal o un pronombre:

Ejemplo: «Me ha divertido que tropezara el payaso» . > «Me ha divertido el tropiezo del payaso«. > «Me ha divertido eso»

Una de las claves para identificarlas es que se pueden sustituir por un pronombre: muchas veces es un demostrativo (eso, esto), otras veces un pronombre personal (lo, ello). 

Existen subordinadas sustantivas que desempeñan distintas funciones. Por ejemplo, la de arriba funciona como sujeto, pues si analizo eso en una oración simple, su función sería la de sujeto.

Tipos de subordinadas en la gramática tradicional:

  • sujeto: Me encanta (que hayas disfrutado de ese libro).
  • complemento directo: Le respondió (que se había estudiado el examen).
  • complemento indirecto: No daba crédito (a que me hubiera mentido).
  • atributo: Ese jugador está (que se sale).
  • complemento del nombre: Tiene miedo (a que su padre lo castigara).
  • complemento del adjetivo: Está orgulloso (de que su hijo haya aprobado).
  • complemento del adverbio: Vino antes (de que se hiciera de noche).
  • complemento predicativo: Viene (que echa humo por las orejas).
  • aposición: Te doy un consejo: (sé prudente).

Nexos de las subordinadas sustantivas:

Ademád de que, puede llevar como nexo si (en subordinadas sustantivas de CD) y de que. Las oraciones de infinitivo también pueden desempeñar la función de subordinada sustantiva. Ejemplo: Vivir serenamente es la felicidad. Además, pueden ser subordinadas cualquier elemento interrogativo que introduzca una interrogativa indirecta:

No sé (quién viene) > No sé esto o No lo sé. Sub sustantiva de CD 

Dime (qué te gusta) > Dime esto o Dímelo. Sub. sustantiva de CD

2. Oraciones o proposiciones subordinadas de relativo o adjetivas en la gramática tradicional

Este tipo de subordinadas, a diferencia de las anteriores, equivalen a un adjetivo o complemento del nombre (aunque no siempre la equivalencia se puede hacer en todos los casos. 

Ejemplo: Carlos tiene un loro que es de color verde: Juan tiene un loro verde

Se reconocen porque llevan pronombre, adverbios o determinantes relativos que complementan a un sustantivo o pronombre que se llama antecedente. Por otra parte, se reconocen por la transformación a «el cual» y sus variantes.

Por ejemplo, en el ejemplo de arriba, «que» es un pronombre relativo que equivale a «el cual» (el cual es de color verde) y tiene un antecedente: el loro, al  que modifica como complemento del nombre o adyacente. 

El pronombre, adverbio o determinante relativo tiene función de nexo y, a la vez, puede ser sujeto, CD, CI, etc., del verbo subordinado. En el ejemplo de arriba, que, que equivale a «el cual», o sea, a «el loro», es el sujeto del verbo «es». Por otra parte, su antecedente es complemento directo del verbo «tiene». Hay que tener en cuenta que la subordinada de relativo está dentro de la función que desempeña el antecedente. O sea, el CD de «tiene» es «el loro (que es de color verde»). 

Existen tres tipos de subordinas de relativo o adjetivas:

2.1. Subordinadas de relativo o adjetivas especificativas

Restringen el significado del antecedente y no se hace pausa (se escriben sin comas). Ejemplo:

Compré el ordenador (que me gustó). El hombre (que viene) es tu padre.

Ejemplo analizado: Vive en ese chamizo una buena vieja que todas las mañanas sale con un jarrillo desbocado.

2.2. Subordinadas de relativo o adjetivas especificativas

Añaden información. Se reconocen formalmente porque  van entre comas. Ejemplo:

Sus hijos, (que aprobaron Francés), se fueron esta tarde al cine.

2.3. Subordinadas de relativo o adjetivas sustantivadas

Otro tercer tipo de oraciones subordinadas en la gramática tradicional son las adjetivas sustantivas (que podrían encuadrarse en este segundo apartado, porque llevan un relativo, o bien en las sustantivas, porque su función respecto a la principal es la de un sustantivo (sujeto, CD, atributo, etc.).

Formalmente, llevan un relativo quien, el/la/los/las/lo + que, pero no funcionan como complemento del nombre o adyacente del antecedente, sino que tienen una función propia de un sustantivo: sujeto, CD, CI, atributo, CAgente, etc. Ejemplo:

(El que lo desee) puede venir conmigo a la playa. (Quien tú sabes) me amenazó. En ambas la oración adjetiva sustantivada funciona como sujeto. Él puede venir conmigo a la playa. El me amenazó.

3. Oraciones o proposiciones subordinadas adverbiales

Los tipos de subordinadas en la gramática tradicional que son llamadas adverbiales son nueve: los tres primeros tipos se llaman adverbiales propias, porque se pueden sustituir por un adverbio; los restantes son impropias, porque se pueden sustituir por un CC (aunque no siempre es, realmente, así):

3.1. Proposiciones o subordinadas adverbiales temporales

Expresan tiempo respecto a la principal (funcionan como si fueran CCT del verbo principal). Ejemplos:

(Cuando vengas), llámame.  Cantaba (mientras cosía). (Al salir), me encontré con Luis. 

Hay muchos nexos temporales: cuando, mientras, en tanto que, hasta que, desde que, en cuanto…

3.2. Subordinadas o subordinadas adverbiales de lugar

Expresan un lugar en el que se sitúa la acción principal. Funcionan como si fueran CCL del verbo principal). Ejemplo:

Vivimos (donde acaba esta calle). 

El nexo de lugar fundamental es donde, además de adonde (a donde).

3.3. Subordinadas o subordinadas adverbiales de modo o modales

Manifiestan el modo o manera en que se realiza la principal.   Funcionan como si fueran CCM del verbo principal). Ejemplo:

Vivimos (donde acaba esta calle). 

Los nexos principales son como, según, conforme, sin que, como si. También se pueden construir con sin + infinitivo y con gerundio. Ejemplos: No me iré (sin que me lo digas). Viene (arrastrándose por el suelo).

3.4. Subordinadas o subordinadas adverbiales causales

Indican la causa de la oración principal. Su nexo principal es porque, pero existen muchos más: ya que, debido a que, gracias a que, etc. Ejemplo: No iremos a la playa (porque puede llover).

3.5. Subordinadas o subordinadas adverbiales consecutivas o ilativas

Manifiestan la consecuencia por la que se ha producido la acción principal. Pueden construirse con nexos como así que, por tanto, conque, por consiguiente, luego…; o bien con nexos correlativos: tal/tan… que, tanto…que.

Si se construyen con los primeros nexos se llaman consecutivas ilativas o, simplemente ilativas (algunos las consideran coordinadas ilativas): Llueve, (así que vámonos). Estas son, para algunos, interdependientes, no son subordinadas puras. Son puramente consecutivas o consecutivas ponderativas las que llevan nexos correlativos:  Tengo tanto calor (que me quitaré la camiseta).

3.6. Subordinadas o subordinadas adverbiales comparativas

Expresan comparación y suelen tener nexos correlativos: tan…que, tanto…como, más…que, menos…que, igual de…que, etc. Ejemplo: Lee más libros (que su hermana). En estas suele omitirse el verbo y parte del predicado, que puede recuperarse de la oración principal.

3.7. Subordinadas o subordinadas adverbiales finales

Manifiestan la finalidad de la oración principal. El nexo principal es para que, pero existen otros como a que, con el objeto de que, con la finalidad de que…

Sacrificaron sus vidas (para que su pueblo recobrara la libertad).

Saber más:  oraciones finales.

3.8. Subordinadas o subordinadas adverbiales concesivas

Expresan un obstáculo o dificultad que dificulta que se cumpla la acción manifestada en la principal, pero no consiguen que dicha acción se realice. El nexo principal es aunque, pero hay otros como a pesar de que, aun cuando, pese a que, si bien, incluso si, si bien… Ejemplo:

(Aunque tu padre se opuso), ella se fue con sus amigas.

ATENCIÓN: Los tipos de subordinadas en la gramática tradicional que se denominan subordinadas concesivas y condicionales (también las consecutivas ilativas) en realidad no son dependientes de la principal, sino que tienen una relación de interdependencia: una necesita a la otra, y viceversa. Aunque se diga que en las concesivas y condicionales hay una principal (apódosis) y una subordinada (prótasis), no son, pues, exactamente como el resto de las otras subordinadas, que dependen funcionalmente de la principal. Ambas también pueden construirse con oraciones de gerundio e infinitivo. 

3.9. Subordinadas o subordinadas adverbiales concesivas

Manifiesta la condición o supuesto que debe cumplirse para que se realice la acción que expresa la principal. El nexo fundamental es si (que no hay que confundir con el que encabeza una subordinada sustantiva de CD). Existen otros como + subjuntivo, mientras + subjuntivo, a condición de que, siempre que, siempre y cuando, a no ser que, etc.

ACTIVIDADES: ANALIZA LAS SIGUIENTES ORACIONES:

Inténtalo tú antes de ver las soluciones:

1.Los telediarios nos muestran cada día que la violencia se está convirtiendo en una plaga social.

2.Nos pusieron en la cena un puré que no le gustó a tu primo.

3.Hay en el espíritu humano muchas fuerzas que permanecen ocultas.

4.Encontró su destino donde menos lo esperaba.

5.Su tío puso sobre la mesa todos los regalos como se lo había indicado mi hermana.

6.Cuando llueve mucho, los ríos de este municipio se convierten en una pesadilla.

7.Alemania no ahorra tanto como predica.

8.Si siempre haces los mismo, nunca cambiarán las cosas.

9.Aunque su accidente fue espantoso, no sufrió ningún daño grave.

10.Mis vecinos están asustados porque un ladrón los amenazó.

11.Sus padres trabajaron mucho para que sus hijos pudieran estudiar.

 

SOLUCIÓN

INICIOSINTAXIS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.