Locuciones: definición, clases, ejemplos

Locuciones: definición

Las locuciones son construcciones formadas por dos o más palabras que tienen un sentido unitario y funcionan en el plano sintáctico y morfológico como si fueran una única unidad.

El Glosario de término lingüísticos de la RAE las define del siguiente modo:

Grupo fijo de palabras que contiene una unidad léxica compleja, por lo que se espera que sea recogido en los diccionarios.

Una unidad léxica es aquella que forma parte del léxico de la lengua. Las palabras simples y compuestas (baloncesto, sacacorchos, camposanto) lo son, como también las locuciones que son complejas porque sus elementos están separados pero forman una misma pieza léxica con un significado propio, unitario, por lo que no es la suma de la combinación de los componentes que la forman. Por ejemplo, tocarse las narices no significa lo que expresa, sino que manifiesta que alguien no hace nada. Esa locución tiene tres unidades palabras gráficas, pero constituye, como hemos dicho arriba, una sola unidad léxica.

Función sintáctica y morfológica de las locuciones

Las locuciones, como queda dicho en su definición, en morfología se analizarán como una unidad compleja. Sus componentes no son intercambiables (*las narices tocar). En morfología, por ejemplo, se analizará como una locución verbal y en sintaxis como el núcleo de un predicado verbal. 

No hay que confundir locución con palabra compuesta pluriverbal. Esta es también, como las locuciones, una unidad léxica compleja, que está formada por dos palabras normalmente, aunque puede llevar alguna más: arco iris, cabeza rapada, hombre rana, físico-químico, bicicleta de montaña, carril de aceleración… Como la locución, forma también una unidad léxica compleja, pero no se consideran locuciones porque no tienen esa unidad morfológica o sintáctica (por ejemplo, admiten variaciones de género y número: hombres rana, cabezas rapadas, carriles de aceleración, etc) que sí tienen las locuciones, además de que, desde el punto de vista léxico, su significado puede obtenerse por la combinación de sus componentes (bicicleta de montaña, carril de aceleración). 

En las locuciones, aunque sus elementos están cohesionados, en las locuciones que son verbales sí es posible que entre sus componentes se inserte alguna palabra distinta.  Por ejemplo, en la locución abrir los ojos podría se podría insertar un sustantivo o pronombre : abrir a él los ojos.

Clases o tipos de locuciones

Hay tantas clases como clase de palabras: locución sustantiva o nominal, locución adverbial, locución verbal, locución conjuntiva, etc. Funciona exactamente igual que el tipo de palabra al que pertenece. Por ejemplo, una locución verbal funcionará siempre como núcleo del predicado, una locución preposicional como una preposición, una locución nominal como un nombre o sustantivo, una locución adverbial como un adverbio, etc. 

Veamos los diferentes tipos de locuciones y seleccionaremos algunos ejemplos de ellas.

Locución nominal o sustantiva

Se comporta gramaticalmente como un sustantivo. A veces es difícil marcar la frontera entre lo que es una locución y una palabra compuesta pluriverbal. Pero la diferencia se basa en lo que hemos dicho antes: las locuciones designan un concepto que no se obtiene normalmente de la suma de las palabras que la componen; tampoco suelen admitir la inserción de modificadores ni la modificación morfológica (cambiar el género o el número, aunque en algunas que son sustantivas el cambio de número puede darse en algún caso).

Ejemplos: mosquita muerta, fruta prohibida, carne de cañón, cortina de humo, canto de sirena, el chocolate del loro, la cresta de la ola, la cuadratura del círculo, la cresta de la ola, dimes y diretes, sapos y culebras, toma y daca, etc.

Adjetiva

La locución adjetiva o adjetival funciona sintácticamente como un adjetivo y suele aparecer como modificadores de un sustantivo (es un hombre de fiar, un chico del montón, una mujer entrada en años, un final de película), o bien como atributos (es de armas tomar) o predicativos. Suelen presentarse como sintagmas preposicionales, como observamos en los tres ejemplos anteriores. 

Algunas locuciones adjetivas admiten el cambio en la flexión, sobre todo, en la de género: bien pensado, mal pensado.

Hay que tener en cuenta que determinadas locuciones son adverbiales o adjetivales según el contexto. Por ejemplo, en vivo es locución adjetival en actuación en vivo, pues complementa a un sustantivo, pero es locución adjetiva en presentar en vivopues complementa a un verbo. 

Existen latinismos que son locuciones adjetivas: post mortem, sub judice, per capita, ad tempus, ad honorem, sui generis, pro indiviso, urbi et orbi, in vitro, honoris causa, cum laude, ad hoc, etc.

Ejemplos de locuciones adjetivas:  de postín, bien trajeado, moliente y corriente, a capela, a la virulé, de mala digestión, bien pensado, bien plantado, de estreno, mondo y lirondo, etc. Saber más: pinchando en el siguiente enlace encontrarás una definición sobre la locución adjetiva de bandera.

Adverbial

Este tipo de locución desempeña las mismas funciones que un adverbio. Suelen poseer una estructura de sintagma preposicional. La mayoría de las locuciones suelen ser de manera o modo (a pierna suelta, a fuego lento, de casualidad) y expresan significados parafraseables con adverbios (a propósito: deliberadamente; de nuevo: nuevamente). También puede equivaler a adverbios de tiempo o frecuencia (a veces), de afirmación (por supuesto), de negación (ni en broma), de lugar (en el quinto pino, en el quinto infierno). Algunas admiten modificadores de grado: muy de mañana, bastante a menudo, muy de vez en cuando).

En esta web tienes un artículo dedicado a las locuciones adverbiales. En él puedes ver multitud de ejemplo. Ponemos una selección: 

 a saco,  a gusto, sin duda, a bocajarro, en verdad, al instante,  por fortuna, a gatas, a saltos, a golpes, a carretadas, a empellones, a gritos, a raudales,  a la fuerza, a salto de mata, a la perfección, a la vez, al momento, en gran parte, a mi entender, a toda velocidad, a toda pastilla, de todo corazón, a menudo, a diario, por cierto, por completo, a la larga, de oídas, a oscuras, a medias, a secas, a derechas, a lo loco, a la buena de Dios, a la ligera, a lo grande, por lo común, por lo general,  a lo sumo,  por lo visto, de acá para allá, de un momento a otro, de ahora en adelante, de vez en cuando, de tarde en tarde…una barbaridad, acto seguido, una eternidad, una fortuna, un disparate, un mundo,  acto seguido, cada poco, sin más ni más, ni más ni menos, sin comerlo ni beberlo, más o menos, más tarde o más temprano, sin más ni más, ni más ni menos, sin comerlo ni beberlo…

Verbal

Las locuciones verbales funcionan como un sintagma verbal pleno (hacer las paces) o como una parte de él (tomar el pelo). Se puede crear una oración solo con la locución verbal (meter la pata: equivocarse) o bien pueden necesitar de algún complemento adicional: tomar el pelo a alguien. En estas se puede insertar en medio de la locución un sintagma: tomar a alguien el pelo, llamar mucho la atención, etc.

Ejemplo: dar guerra, pasarlo bien, arrimar el hombro, devanarse los sesos, darse cuenta de, hacer añicos, no poder ni respirar, tener en cuenta que, correr prisa, no dar pie con bola, no tiene pelos en lengua, pasar(las) canutas, enterrar en el olvido, mirar de reojo, vender la moto (a alguien), estar hecho un asco, abrir el corazón (a alguien), dar prisa, ser (algo) el acabose, etc.

Pronominal

Las locuciones pronominales desempeñan la misma función que un pronombre. En el Glosario de términos lingüísticos no aparece, pero sí en el propio diccionario de la RAE. Aunque no abundan, podemos mencionar las siguientes: alguno que otro, uno que otro, cada uno, cada quisque, quien más y quien menos…

Preposicional o prepositiva

Funciona gramaticalmente como una preposición. 

Ejemplo: a causa de, a juicio de, por cuenta de, en función de, con vistas a, a través de, en compañía de, al abrigo de, a manos de, en relación con, frente a, por parte de, al margen de, a cargo de, en caso de, etc.

En esta misma página web hay una entrada exclusiva dedicada a las locuciones preposicionales o prepositivas.

Conjuntiva

Las locuciones conjuntivas funcionan sintácticamente como una conjunción. Muchas se forman con adverbios y participios seguidos de la conjunción que.

Ejemplos: así que, ya que, de manera que, puesto que, si bien, a la par que, de manera que, de suerte que, puesto que, si bien, etc.

Antiguamente, se interpretaban en la gramática tradicional como locuciones conjuntivas, las preposiciones o locuciones preposicionales seguida de la conjunción que, de modo que se distinguía para preposición (para Luis) y para que, locución conjuntiva (para que vengas), o entre a pesar de como locución conjuntiva y la locución preposicional sin que (a pesar de su triunfo). En la actualidad suele interpretarse como un único constituyente oracional (porque , a pesar de) como único constituyente oracional, seguidas unas veces de un término seguidas unas veces de término nominal (para Javier, a pesar de), y  otras de un término oracional con el verbo en forma personal (para que vuelvan, a pesar de que se lesionase > A pesar de ello)

Locuciones interjectivas

Se asimila por su función a la interjección. Algunas locuciones intertjetivas tiene la estructura de una oración inmovilizada en el sentido de lexicalización o posibilidad. Ejemplo: válgame Dios, no faltaba más o chúpate esa. Son también locuciones interjectivas las formas de saludo como buenos días o hasta luegoOtras: cómo no, ahí va, cuándo no, no veas, en fin, vaya por Dios, no me digas, etc.

INICIO / MORFOLOGÍA

Poesía de amor

POESÍA DE AMOR

Garcilaso de la Vega tiene el honor de ser el primer poeta moderno de la literatura en lengua castellana. En la poesía de amor este soneto debe figurar entre el ramillete de mejores poemas por su autenticidad y su entrega absoluta a la amada.

SONETO V

Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.

Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.

En esta poesía de amor es especialmente intenso el último terceto, donde el rendimiento amoroso a la amada es absoluto: su vida tiene sentido por ese amor.

Poesía de amor que te pueden interesar:

Garcilaso de la Vega, militar y poeta, vivió en la primera mitad del siglo XVI. Fue amigo del emperador Carlos I de España, aunque incumplió una de sus órdenes, lo que causó su destierro. En Italia se empapó de la poesía italiana, que amoldó perfectamente al castellano. Gracias a él, el endecasílabo y el heptasílabo de sonetos, liras, silvas y estancias penetraron de modo natural en la poesía castellana. 

Se casó con Elena de Zuñiga, pero fue un matrimonio de conveniencia entre dos personas de la corte. A quien amó de verdad y dedica toda su poesía de amor fue a Isabel Freyre, dama portuguesa que se casó con otro hombre y murió joven tras dar a luz . La poesía de Garcilaso refleja su amor a Isabel en vida y tras su muerte, como aparece en su famosa Égloga I. No mucho más tarde murió Garcilaso, tras se herido en una batalla. Su poesía es paralela a la de su admirado Petrarca, un clásico de la literatura italiana y universal, cuya poesía de amor fue dedicada a Laura, dama que vivió y murió también joven. 

Análisis sintáctico de hace tiempo que

Análisis de oración compuesta: «Hace varios días que no te veo«.

Nos encontramos con una oración compuesta por subordinación relativa, en este caso, pues lleva un elemento relativo: el pronombre «que», cuyo antecedente es «días», aunque también se podría aceptar que todo el segmento anterior fuera su antecedente. En el primer caso la relativa equivale a «No te veo en días»; en el segundo: «No te veo hace varios días». Se demuestra que es pronombre relativo «que» ya que puede sustituirse por «en (los) que», aunque también en este caso habría esa excepcionalidad: el antecedente es el segmento «hace varios días».

Ver más oraciones simples y compuestas en:

SINTAXIS

 

 

SOLUCIÓN Actividades para el día 18 de marzo

Enlace: ACTIVIDADES ANTICORONAVIRUS

Morfología nivel principiante y medio. Solo hay que poner la categoría gramatical, el subtipo (por ejemplo, qué tipo de adverbio, determinante, pronombre o conjunción es) y la clase de palabras según su estructura (simple, derivada, compuesta, parasintética).

Su hijo vio a ese niño muy nervioso y lo tranquilizaron. 

Su: determinante posesivo, masculino, singular, 3ª persona, un poseedor;

hijo: sustantivo común, concreto, contable, individual, masculino, singular;

vio: verbo, tercera persona del pretérito perfecto simple de indicativo, voz activa, 2ª conjugación del verbo «ver».

a: preposición.

muy: adverbio de cantidad o grado;

nervioso: adjetivo calificativo, masculino, plural, grado superlativo;

y: conjunción coordinante copulativa;

lo: pronombre personal átono, 3ª personal, masculino, singular,


Morfología nivel avanzado (1º y 2º Bachillerato, especialmente para prueba Selectividad). 

Analiza las siguientes palabras sueltas e indica la categoría (y su tipo si es necesario), su proceso de formación (bases) y clase de palabra según su estructura:

(los) viajeros, ventanuco, insuperables, apaciguaban, carril bici, cruces, (la) llegada, R.D., piragüismo, palaciego, coronavirus, alejamiento,  cortaplumas, (el) peque.

-(los) viajeros: sustantivo común, concreto, contable, individual, masculino, plural. Procede de la base léxica nominal «viaje». Está formado por la raíz «viaj-«, el sufijo «-er» y el morfema flexivo de género «-o». Palabra derivada.

ventanuco: sustantivo común, concreto, contable, individual, masculino, singular. Procede de la base léxica nominal «ventana». Está formado por la raíz «ventan-» y el sufijo «uco». Palabra derivada.

-insuperables: adjetivo calificativo de una terminación, masculino o femenino (al estar fuera de contexto), plural. Procede de la base léxica derivativa adjetiva «superable», y esta de la base léxica nominal «superar». Está formada por el prefijo «in-«, la raíz «-super», el sufijo «-able» y el morfema flexivo de número «-s». Palabra derivada.

apaciguaban: verbo, tercera persona del plural del pretérito imperfecto de indicativo de «apaciguar», voz activa. Procede de la base léxica «paz» a la que se le unen simultáneamente el prefijo «a-» y el sufijo «igu(ar)». La «a» penúltima es vocal temática, «-ba-» es es morfema flexivo que indica tiempo, lugar y modo, mientras que la «-n» final es morfema flexivo que indica tercera persona del plural. Es una palabra parasintética.

carril bici: sustantivo, masculino, singular. Está formado por dos sustantivos que no llegan a unirse:»carril» y «bici» (este último es un abreviamiento o acortamiento de «bicicleta»). Palabra compuesta sintagmática o pluriverbal.

cruces: sustantivo, femenino, plural. Está formada por la raíz «cruc-» y el morfema flexivo de número «-es». Palabra simple.

llegada: sustantivo común, eventivo [ver nota], femenino, singular. Procede de la base nominal «llegar». Está compuesto por la raíz «lleg-» y el sufijo «-ada». Palabra derivada.

La Nueva gramática introduce sustantivo que quedan fuera de la clasificación semántica tradicional del sustantivo. Este es un caso. Si seguimos la tradición, lo podríamos clasificar como sustantivo abstracto.

R.D.: abreviatura de Real Decreto.

piragüismo: sustantivo común, concreto, incontable, masculino, singular. Procede de la base léxica «piragua». Está formado por la raíz «piragu-» y el sufijo «-ismo». Palabra derivada.

palaciego: adjetivo relacional de dos terminaciones, masculino, singular, grado positivo. Procede de la base nominal «palacio». Está formado por la raíz «palac-«, el sufijo «-ieg-» y el morfema flexivo de género «-o».

coronavirus: sustantivo común, concreto, individual, incontable. Procede de dos elementos compositivos o bases cultas: «corona» y «virus». Compuesto neolatino. [Información complementaria extraída de la excelente página etimologias.dechile.net: cŏrōna significa corona, guirnalda, prenda utilizada a menudo como adorno personal, en festividades, como regalo, para adornar edificios, etc. y vīrus significaba, entre otras cosas, ponzoña, tósigo, veneno, fetidez, jugo vital). De modo que nos queda como traducción «virus con apariencia de corona»]. Atención: También se puede admitir que es un compuesto patrimonial, pues lo más probable es que el alumno perciba como bases patrimoniales las dos palabras.———–alejamiento: sustantivo, eventivo, masculino, singular (en vez de eventivo, también se podría aceptar abstracto). Procede de la base derivada parasintética «alejar» y esta de la base léxica «lejos». Está formada por el prefijo «a-«, la raíz «-lej-«, la vocal temática «-a-» y el sufijo «-miento». Es una palabra parasintética.

cortaplumas: sustantivo, común, contable, individual, masculino y singular o plural (en un contexto determinado sabríamos si actúa como singular o plural). Palabra que procede de dos bases léxicas patrimoniales: «corta» y «pluma(s)». Palabra compuesta univerbal

-(el) peque: sustantivo común, concreto, individual, contable. Procede de  la base léxica adjetiva «pequeño». La palabra es un acortamiento de «pequeño».

 


Sintaxis nivel principiante y medio:

Analiza las siguientes oraciones:

a) Su hijo vio a ese niño muy nervioso.

  • Su hijo: sujeto
  • vio a ese niño muy nervioso: predicado verbal
    • a ese niño: complemento directo
    • muy nervioso: complemento predicativo del CD

b) La casa está en Madrid.

  • La casa: sujeto
  • está en Madrid: predicado verbal
    • está: cópula
    • en Madrid: complemento circunstancial de lugar

Según Nueva gramática de la RAE

  • La casa: sujeto
  • está en Madrid:  predicado nominal
    • está: cópula o núcleo del predicado nominal
    • en Madrid: atributo locativo

c) Los sobres  fueron entregados por el cartero a las diez.

  • Los sobres: sujeto
  • fueron entregados por el cartero a las diez: predicado verbal pasivo
    • por el cartero: complemento agente
    • a las diez: complemento circunstancia de tiempo

d) A su primo le duele la muela izquierda.

  • La muela izquierda: sujeto
  • le duele a su primo: predicado nominal
    • le: complemento indirecto
    • duele: núcleo del predicado
    • a su primo: complemento indirecto

Sintaxis nivel avanzado (4º ESO, 1º y 2º Bachillerato, especialmente para prueba Selectividad):

a) A ese animal le hace falta comida pero nadie se da cuenta de ello.

Oración compuesta por coodinación. Está formada por dos coordinadas:

  • a ese animal le hace falta comida: coordinada copulativa con la siguiente
  • pero: nexo que une las dos coordinadas entre sí
  • nadie se da cuenta de ello: coordinada copulativa con la anterior

Análisis de la primera coordinada copulativa:

  • Comida: sujeto
  • le hace falta a ese animal: predicado verbal
    • le: complemento indirecto
    • hace falta: núcleo del predicado
    • a ese animal: complemento indirecto

Análisis de la segunda coordinada copulativa:

  • nadie: sujeto
  • se da cuenta: núcleo del predicado verbal
  • de ello: complemento de régimen verbal

b) Llegaron dos cartas al director mientras estaba en la reunión del equipo directivo.

Oración compuesta por subordinación. De la oración principal depende una oración subordinada temporal.

Análisis de la oración principal (en realidad abarca a la subordinada):

  • Dos cartas: sujeto
  • llegaron al director:
    • llegaron: núcleo del predicado verbal.
    • al director: complemento directo.

Análisis de la oración subordinada temporal

    • mientras: mientras
    • estaba: núcleo del predicado verbal
    • en la reunión del equipo directivo: complemento circunstancial de lugar
      • del equipo directivo: complemento del nombre «reunión»

En la Nueva gramática de la RAE esta oración subordinada estaba sería cópula o núcleo del predicado nominal y en la reunión del equipo directivo se analizaría como atributo locativo.

 

 

Oración compuesta coordinada con dos subordinadas sustantivas

SECCIÓN: Ejemplo de oración compuesta por subordinación. Ambas dependen de una oración principal, por lo que son, a la vez, coordinadas copulativas .

Oración compuesta por subordinación analizada: «Cuéntame qué hacías allí y con quién estabas».

 

Análisis de oraciones compuestas por coordinación

El verbo de la oración principal («cuenta») posee un CI y dos oraciones subordinadas sustantivas en función de CD de dicho verbo; a la vez, esas dos subordinadas son coordinadas copulativas entre sí a través del nexo «y».

En esta oración el sujeto está omitido en la principal (es una segunda persona del imperativo singular) y en las dos subordinadas que están coordinadas entre sí (también es «tú», pero el primero está pretérito imperfecto de subjuntivo, igual que el segundo, cuyo verbo es «estabas». ).

INICIO       SINTAXIS      MORFOLOGÍA

Oraciones temporales análisis

SECCIÓN: ANÁLISIS SINTÁCTICO. ORACIONES TEMPORALES

Análisis de la oración «Cuando mi madre protestó, me cambiaron la prenda defectuosa por otra de buena calidad». 

Oraciones temporales. Análisis de oraciones compuestas según la gramática tradicional:

oraciones temporales

Clasificación (oración o proposición adverbial temporal): 

En la gramática tradicional se analiza como oración compuesta por subordinación, o bien oración compleja, que es la que abarca en su interior  otra proposición u oración subordinada (es decir, es la que solo tiene una estructura sujeto-predicado principal y de ella depende una o varias proposiciones), que en este caso es adverbial temporal (o proposición adverbial propia temporal. La principal  es predicativa, activa, transitiva, enunciativa afirmativa. La proposición subordinada adverbial temporal que depende de ella, concretamente del verbo «cambiaron», es también predicativa, activa, intransitiva (a diferencia de la anterior, no contiene un complemento directo) y enunciativa afirmativa.

Comentario:

-El sujeto de la principal está elíptico, pero por el contexto y la desinencia verbal sabemos que es es «ellos» o «ellas», que concuerda en número y persona con el verbo «cambiaron» (si estuviera en singular sería «él me cambió»). El sujeto de la principal no ofrece lugar a la duda: «mi madre» (ella) concuerda en número y persona con el verbo «protestó» (si fuera «ellas» el verbo cambiaría a «protestaron»).

-El complemento directo «la prenda defectuosa» cumple los requisitos de los complementos directos referidos a cosas: es un sintagma nominal que se sustituye por el pronombre personal «la» (que equivale a «la prenda defectuosa»).

-El pronombre personal átono «me» equivale a «a mí», por tanto, es CD o CI. ¿Por qué es este último? Porque si en vez de «a mí» fuera «a ella» deberíamos escribir a continuación «le» (y no «la»). Por otra parte, el verbo al que modifica ya lleva su propio CD: «la prenda defectuosa».

-La subordinada es adverbial temporal porque expresa tiempo gracias al nexo subordinante «cuando» (para la gramática tradicional funcionaría como una conjunción subordinante, pero, como veremos, para la Nueva gramática es un adverbio relativo (es un tipo de adverbios gramaticales).

-En la subordinada nos encontramos, además del complemento directo, con un complemento de régimen verbal: «por otra de buena calidad». Es de régimen porque ese verbo rige la preposición «por». Así pues, la estructura de esa proposición sería: «Alguien (sujeto) cambia algo (CD) por algo (CRég).

-Puedes ver en el siguiente enlace una amplia lista de nexos temporales. Estos aparecen en las oraciones temporales.

Oraciones relativa libre. Análisis de oraciones compuestas según la Nueva gramática de la lengua española (RAE):

Clasificación:

Las oraciones, para la Nueva gramática, son por coordinación o subordinación. Eliminamos por lo tanto, la expresión oración compleja. Esta oración compuesta por subordinación contiene en su interior una oración subordinada de relativo libre (desaparece, pues, la clasificación tradicional como oración temporal o proposición adverbial temporal).

Comentario:

ATENCIÓN: Si seguimos la NGLE de modo estricto, donde pone E (enlace) hay que cambiarlo por N (núcleo) del grupo preposicional. Sigue, en cualquier caso, lo que te exija tu profesor.

-El resto de funciones se queda igual, excepto el cambio de «sintagma» por «grupo».

-Las subordinadas de relativo libre son aquellas que se crean con los adverbios relativos como «quien», «como», «cuando» o «donde» y no tienen antecedente expreso. Como ves arriba, en la gramática tradicional se llama al segmento «me cambiaron… de buen calidad» como una proposición adverbial propia temporal. La RAE afirma que el adverbio relativo «cuando» introduce una subordinada relativa (porque el adverbio es relativo) y libre (porque el antecedente no aparece expreso). En realidad, el antecedente está incorporado en el propio adverbio «cuando», que equivale a «en el momento en que».

-En el grupo «por otra de buena calidad», el núcleo puede analizarse de otra manera: se puede sobreentender que el núcleo es el sustantivo omitido (se reconoce atendiendo al contexto) «otra»; en este caso, dicha palabra desempeñaría la función de determinante.

-Observa que el nexo de la relativa libre no es solamente nexo, sino que también desempeña una función respecto al verbo de la subordinada: es complemento circunstancial de tiempo de «protestó». Por otra parte, toda la relativa libre es el complemento circunstancial de tiempo del verbo principal: «cambiaron».

Te puede interesar: Volver al principio, nexos temporales, SINTAXIS, INICIO.