«De bandera»: locución

DE BANDERA: LOCUCIÓN

DEFINICIÓN

La expresión «de bandera» es, desde el punto de vista morfológico, una locución adjetival. Conviene recordar la definición de locución: pieza léxica formada por dos o más palabras que significan y funcionan sintácticamente como si fueran una sola palabra.

¿Qué significa «de bandera»? Esta locución significa que es excepcional o excelente, que destaca por tener unas cualidades especiales. Se aplica generalmente a una persona, pero no solo se refiere a su físico, sino también a cualidades referidas a la personalidad, el carácter o cualquier referido al comportamiento o  rasgos psíquicos.

CATEGORÍA MORFOLÓGICA («de bandera»: locución)

Como dijimos en el primer párrafo es una locución adjetiva o adjetival. ¿Por qué es de este tipo? Porque equivale a un adjetivo semánticamente (que es excelente o excepcional) y porque sintácticamente acompaña a un sustantivo, al que modifica o complementa.

EJEMPLOS: «DE BANDERA» (locución adjetival)

Como adelantamos en el primer párrafo, la locución «de bandera» se aplica generalmente a personas, hombres o mujeres, que destacan o sobresalen por sus cualidades excelentes o excepcionales. También a alguien que dichas cualidades se considera un ser emblemático o representativo de los valores de un equipo, una profesión o, en general, un colectivo.

A veces se puede referir al aspecto físico (que destaca por sus características positivas: belleza, altura, figura, porte…):

Es una mujer de bandera. [Traducción al inglés: She’sone hell of a woman.]

Es un hombre de bandera.

de bandera locución

Pero puede referirse, como dijimos, a cualidades o características relacionadas con su comportamiento, sus habilidades, sus dotes intelectuales, artísticas, deportivas, etc.

Por ejemplo, «una mujer de bandera», según el contexto, puede referirse a su aspecto físico (destaca por su belleza, atractivo…), pero también puede significar que es una mujer que vale mucho en el sentido profesional o personal.

Ejemplos con «de bandera» como locución que se refiere a otros aspectos distintos del físico:

Brit vuelve a repetir hazaña en directo junto a otra artista de bandera.

Día a día, Isco demuestra que es un futbolista de bandera.

Es una persona trabajadora al 100% y un político de bandera.

Jorge Español es un abogado de bandera que ha hecho todo lo posible en justicia para que vuelvan los bienes de Sigena.

Pueden equivaler, respectivamente, a un gran artista, un gran futbolista, un gran político, un gran abogado; o un artista, un futbolista y un político excelente, excepcional. O en palabras más del registro oral: «un futbolista extraordinario, fantástico» (en el segundo ejemplo).

Ahora bien, de bandera es una locución que también se puede aplicar, aunque en menor medida, a cosas o entidades no animadas. Su significado es, igualmente, excepcional, impresionante, excelente… Ejemplos:

Se ha comprado un coche de bandera. [En inglés: She’s bought a fantastic car].

El Huawei P9 es un teléfono de bandera, que se presentó para competir frontalmente contra el iPhone y los Samsung Galaxy. [Teléfono de bandera es, pues, un teléfono excepcional, excelente, magnífico, un gran teléfono, un teléfono muy bueno, emblemático… ]

   TE PUEDE INTERESAR: INICIO, MORFOLOGÍA, LOCUCIONES ADVERBIALES, LOCUCIONES VERBALES.

 

Locuciones verbales: definición y ejemplos

LOCUCIONES VERBALES EN ESPAÑOL

Definición: ¿qué es una locución verbal?

Una locución verbal es una pieza léxica, es decir, un grupo formado por dos o más palabras que se comportan semántica y sintácticamente como una sola palabra. ´Ten en cuenta, por tanto, que el significado de las locuciones verbales no es el resultado de la combinación de sus partes. Por ejemplo, caer gordo (a alguien) significa «ser antipático o desagradable para alguien».

En el análisis sintáctico ejerce la misma función que un verbo: en estos casos son núcleos del predicado.  Si hay que analizarla morfológicamente, se dice simplemente locución verbal formada por un verbo y un adjetivo en el caso de caer gordo, pero pueden tener otras estructuras: pegar ojo (verbo + sustantivo), echar de menos (verbo + sintagma preposicional), etc.

Las locuciones verbales, y las de cualquier tipo (nominales, adjetivales, adverbiales, etc.) son recogidas en los diccionarios como tales. Se suelen colocar al final de la entrada y se indica que es una locución.

Ejemplo de algunas locuciones formadas con el verbo caer en el Diccionario de la RAE:

¿Diferencia entre las locuciones verbales y las perífrasis verbales?

Las perífrasis verbales y las locuciones verbales coinciden en que se analizan como una única entidad o pieza: núcleo del predicado. Ahora bien, son diferentes, pues las perífrasis se forman con una forma verbal auxiliada, una conjunción o preposición (son optativas) y una forma verbal no personal (infinitivo, gerundio o participio) que pueden tener valores tempoaspetuales (inicio de acción, acción de desarrollo, final de la acción…) o modales (obligación, probabilidad…). La locución verbal tiene una estructura diferente (el verbo suele colocarse en primer lugar y después vendría un sustantivo, un adjetivo, un grupo preposicional, también un verbo, pero no en forma no personal.

Formalmente, las perífrasis siempre acaban en una forma no personal (infinitivo, gerundio, participio); sin embargo, rara vez una locución acaba en una forma no personal (si ocurre esto, suele ser en infinitivo o un participio en función de adjetivo. Aparece una en los ejemplos (dejó caer), pero no tiene un valor tempoaspectual o modal.

20 ejemplos de locuciones verbales con su significado

El significado de algunas locuciones verbales puede equivaler a una sola palabra, que sería un verbo; pero en muchas ocasiones necesitamos más de una palabra para definirlas. A continuación, te ponemos varios ejemplos de locuciones verbales habituales en español:

  • hacer añicos (a alguien): causarle gran fatiga, física o moral.
  • estar (una cosa) hecho añicos: quedar una cosa totalmente rota a pedacitos.
  • estar (alguien) hecho polvo: hallarse sumamente abatido por las adversidades, las preocupaciones o la falta de salud.
  • dar (alguien) un plantón, o dar plantón: retrasarse mucho o no acudir donde otra persona lo espera.
  •  hacer polvo (algo): destrozar o destruir completamente algo.
  • hacer por hacer (algo): hacer algo sin necesidad.
  • dejar caer. decir algo con intención oculta.
  • echar de menos: (algo o a alguien): Tener sentimiento y pena por su falta.
  • echar a perder: deteriorar una cosa material, inutilizarla; malograr un negocio por no manejarlo bien; pervertir a alguien.
  • dar la cara: responder de los propios actos y afrontas las consecuencias; adoptar una actitud comprometida y valiente, mientras otros se inhiben.
  • dar en el clavo: acertar en lo que se hace o dice, especialmente cuando es dudosa la resolución.
  • cruzarse (alguien) los brazos: no hacer nada para evitar algo; quedarse ocioso.
  • negar el pan y la sal (a alguien): no querer reconocer el otra persona mérito alguno.
  • venir al caso (algo): venir al propósito de los que se trata.
  • hacer caso de (algo o de alguien): prestar atención.
  • ponerse en contacto (con alguien): contactar con una persona.
  • ponerse colorado: avergonzarse.
  • ponerse al corriente: enterarse, adquirir el conocimiento necesario.
  • ver negro (algo): considerar que algo es difícil lograrlo.
  • dejar (a alguien) plantado: abandonarlo.
  • dejar (a alguien) seco: dejarle muerto en el acto.

Ejemplo de análisis sintáctico que contiene una locución verbal

¿Cómo se analiza sintácticamente una locución verbal? Ya lo hemos dicho arriba: como una sola pieza léxica y sintáctica. Aquí tiene un ejemplo: «Maite, mi prima de Málaga, se puso en contacto con nosotros a través de Internet«.

Te puede interesar:

VOLVER ARRIBA, INICIO, MORFOLOGÍA, LOCUCIONES ADVERBIALES

Locuciones adverbiales

Definición de locución

Las locuciones son grupos de palabras (están formadas, como mínimo, por dos palabras) que forman una única unidad léxica y gramatical, es decir, tienen un significado unitario y la misma función sintáctica. Se comportan, por tanto, como si fueran una única palabra. A continuación, definiremos qué son las locuciones adverbiales  

 ¿Qué es una locución adverbial? 

Las locuciones adverbiales son expresiones fijas formadas por dos o más palabras que equivalen a un adverbio y las funciones que este suele tener en la oración: complemento circunstancial (la mayoría de las veces), o bien son modificadores o modalizadores oracionales (lo que la actual Nueva gramática de la lengua española de la RAE llama adjunto periférico). También pueden funcionar como conectores discursivos (por consiguiente, sin embargo, ahora bien, en primer lugar…). Muchas admiten paráfrasis con adverbios en -mente (a diario: diariamenteen teoría: teóricamente; en general: generalmente; en especial: especialmente; en secreto: secretamente), si bien la mayor parte de ellas expresan significados más específicos que los adverbios con los que podrían emparentarse desde el punto de vista morfológico. 

Hay que entender bien que son una pieza léxica y gramatical única con un significado estable. Dicho significado no se obtiene por la suma de sus componentes, sino que es unitario. Por ejemplo, a lo mejor no es la suma de sus tres palabras, sino que equivale a un adverbio como «quizá» o «probablemente». A veces sí puede coincidir su significado por la suma de sus componentes (a mediodía, al anochecer,  a trozos) o aproximarse (por ejemplo, a oscuras puede tener alguno de estos tres significados: sin luz; sin vista; sin conocimiento de algo, sin comprender lo que se oye o se lee).  Sigue leyendo «Locuciones adverbiales»